Derecho

Inicio Derecho penal Delitos por omisión

Delitos por omisión

Publicado por Hilda

Omitir significa abstenerse, no hacer algo, y esa falta de acción se torna delictiva cuando la ley penal ordena que se haga algo pues en caso contrario se provocará un grave daño. El delito se perfecciona cuando la conducta prevista por la ley no se lleva a cabo. Estas son las denominadas omisiones propias (las que ley establece que son delitos y cualquier persona en general puede ser autor de ellas). Un ejemplo es el delito de omisión de auxilio previsto en el artículo 108 del Código Penal argentino, que castiga con pena de multa al que no brinde auxilio, pudiendo hacerlo o no avise a la autoridad de modo inmediato, si halla a un menor de 10 años desamparado o perdido; o a cualquier ser humano en situación de peligro, o herido o invalidado. La ley impone en este caso una conducta ética como deber legal de solidaridad. Otro caso es la omisión de deberes del funcionario público previsto en artículo 249, o el de aquel que no persiga o reprima a los delincuentes sin que medie causa de fuerza mayor, de acuerdo al artículo 274 del mismo texto legal.

Delitos de omisión

Por el contrario las omisiones impropias, para los autores alemanes, o delitos de comisión por omisión según los doctrinarios franceses, son aquellas que no están contempladas en la ley penal, pero surgen cuando se impone legalmente la acción a ciertas personas determinadas, por su función de protectoras o garantes, de hacer una conducta determinada. Ejemplo: quien está a cargo de un niño, debe alimentarlo. Omitir esa acción y causarle daños al menor es una omisión impropia, que algunos códigos penales explican en qué consiste, como ocurre con el Código Penal alemán o el español, que en su artículo 11 establece en estos casos una equiparación de la omisión a la acción causante del daño. El Código Pernal argentino no define la omisión impropia, ni establece esa equiparación con el hacer, lo que ha motivado arduas discusiones doctrinarias y jurisprudenciales, especialmente sobre su constitucionalidad y con referencia al alcance de quienes se consideran “garantes” respecto de otros.

Categorías: Derecho penal