Derecho

Inicio Derecho político Límites de la Democracia

Límites de la Democracia

Publicado por Hilda

La Democracia reconocida ya por Aristóteles como forma pura de gobierno, aunque en la democracia directa ateniense la igualdad y los derechos reconocidos solo lo eran para la minoría que conformaban los ciudadanos atenienses, con exclusión de esclavos y mujeres, es la mejor forma posible de organización política pues promueve el diálogo, la participación, y la obediencia por consenso, eliminando el totalitarismo, bajo el reinado de la ley.

Límites a la democracia

Para Aristóteles la igualdad en la democracia se basa en el número y no en la virtud, y como los pobres son más, serán ellos los que impondrán su decisión con exclusión de los ricos en minoría. Exige este sistema para ser igualitario, que tanto pobres como ricos lleguen a ocupar las magistraturas y que todos tanto pobres como ricos sean iguales en derechos.

Claude Lefort, politólogo francés opina que la libertades nacidas en el siglo XVIII no pueden ser atacadas sin que se derrumbe el edificio democrático. Para que exista democracia representativa deben ser respetadas la libertad política, el pluralismo y los derechos de las minorías.

La Democracia implica el libre ejercicio de las libertades individuales pero con respeto a los límites legales. No debe confundirse democracia con hacer lo que se quiere. Esto es así, hacer lo que cada cual desee, mientras los límites impuestos por las leyes no se hayan violado, para respetar los derechos de otros. Muchas veces se exige ciertos sacrificios a sectores que reciben más ganancias, quienes deben soportar cargas impositivas mayores, para lograr una más justa distribución de la riqueza, invirtiendo ese dinero educación, salud y seguridad, para que los derechos que debe garantizar la democracia lleguen a todos los miembros del cuerpo social.

En “La democracia en América” Alexis Tocqueville expresó que la debilidad humana exige dar y recibir apoyo, descubriendo cada uno que su interés particular se confunde con el de todos. Quizá así se conforme una nación menos fuerte y poderosa en su conjunto, pero la mayoría de las personas que la integran tendrán tranquilidad y prosperidad.

Categorías: Derecho político