Derecho

Inicio Derecho procesal Prisión preventiva

Prisión preventiva

Publicado por Hilda

La prisión preventiva, llamada así en numerosos códigos procesales, como el de Argentina y México, o denominada en otros como prisión provisional (España o Francia) es una medida que se dicta en el curso de una investigación penal, a pesar de existir el principio de inocencia, contra quien supuestamente ha cometido un delito grave, con carácter cautelar; o sea para evitar que en caso de dictarse sentencia condenatoria en el proceso penal, resulte de imposible cumplimiento, por riesgo de que estando en libertad, abuse de ella, y por lo tanto, que se fugue, ataque a la víctima o allegados, o cometa nuevos hechos ilícitos, o elimine pruebas que lo incriminen.

Es una medida extrema, pues priva de la libertad al sospechado, que opera solo cuando otras, como la fianza o el arresto domiciliario, no resulten suficientes. Consiste en que mientras dure el proceso, la persona o personas sindicada/s como autor/es y sobre los cuales existen sospechas fundadas de culpabilidad, deban permanecer detenidos, aunque en condiciones más favorables que las que se encuentran los detenidos con sentencia firme, en lugares diferenciados de éstos. El tiempo de detención en este carácter debe ser razonable, según el artículo 5 de la Convención Europea sobre los Derechos Humanos. Entran aquí en juego dos valores trascendentes: la necesidad de que se haga justicia por el hecho ilícito, y la libertad personal de alguien que debe presumirse inocente. El tiempo en que se permanezca en prisión preventiva sirve para el cómputo de la pena, si ésta procediera.

Según el artículo 312 del Código Procesal Penal de la nación Argentina el momento para disponer esta medida por parte del Juez, es al dictar el auto de procesamiento.

Categorías: Derecho procesal