Derecho

Inicio Parte general Derechos de cuarta generación

Derechos de cuarta generación

Publicado por Hilda

Conforme evoluciona la sociedad, se plantean nuevas visiones sobre la misma, y la necesidad del reconocimiento de nuevos derechos a sus miembros, a partir de la posibilidad que brinda el iusnaturalismo, que a diferencia del positivismo permite exigir a las personas aquellas facultades que la razón y la conciencia descubren como intrínsecas en el ser humano y que el Estado hasta el momento no ha plasmado en sus normas jurídicas. Esto ocurrió desde que la filosofía iluminista sentó la idea de la existencia de derechos que no son concesión graciosa del Estado sino que se los tiene por obra del orden natural, siendo los primeros derechos en ser reconocidos, los civiles y los políticos, tras la Revolución Francesa de 1789 (derechos de primera generación). Una segunda categoría, fueron los sociales, en el siglo XIX, tras la ardua lucha de los trabajadores. Estos derechos se convirtieron así en derechos de segunda generación. A partir del siglo XX con el avasallamiento a derechos fundamentales ocurridos tras las guerras mundiales y con la contaminación provocada por el desarrollo industrial, se necesitó mayor participación del pueblo en su conjunto para defender derechos esenciales a todos, como el derecho a la paz, a la autodeterminación, a un ambiente sano, etcétera, dando origen a los derechos de tercera generación. A estas clasificaciones de los derechos humanos ya nos hemos referido, y allí nos remitimos.

Derechos de cuarta generación

En esta oportunidad vamos a hablar de los derechos más recientemente reclamados y reconocidos, en una sociedad que avanza cultural, científica y tecnológicamente y que exige poder acceder a todos a dichos avances, para no quedar marginados en esta carrera de progreso que va dejando a la par a muchos en el camino, que no pueden capacitarse por no contar con recursos humanos o materiales.

Los derechos de cuarta generación sirven para que todos puedan convertirse en ciudadanos digitales y no se vulnere la apropiación social de dichos recursos. Es por eso que estos derechos permiten reclamar el acceso a las nuevas tecnologías, el software libre, el derecho a la información sin fronteras, y a qué dicha información sea libre, segura y se resguarde la información confidencial y el derecho a la intimidad.

Categorías: Parte general