Derecho

El fas

Publicado por Hilda

En Roma se conocía como fas a las normas emanadas de la divinidad, al principio confundidas con el ius, en una sociedad organizada bajo el predominio religioso, y luego diferenciadas de éste, en un proceso de secularización, que comenzó a partir de que la primera ley escrita rigiera en el territorio romano: La Ley de las XII Tablas, dejando la ley humana de ser una fuente secundaria de Derecho, pues hasta entonces los comicios no habían realizado una tarea legislativa de importancia.

El fas

En un comienzo, bajo el sistema de las acciones de la ley, que rigió aproximadamente hasta el año 120 a.C. los procesos judiciales se basaban en la recitación de fórmulas solemnes a cargo de las partes, cuyo contenido estaba en poder de los pontífices, que tenían la función de jurisconsultos, ya que asesoraban a las partes, evacuaban consultas legales y entregaban las fórmulas sacramentales. Como vemos su función religiosa se mezclaba con la jurídica.

Algunas instituciones jurídicas como la confarreatio (una de las formas de contraer justas nupcias), o la adrogatio (adopción de un sui iuris) requerían la presencia del Pontífice Máximo.

La relación entre lo divino, lo humano y también el culto, eran regulados por el fas, siendo considerado justo lo que era fasto, y lo injusto como nefasto.

La voluntad de los dioses para calificar a los días en fastos y nefastos era consultada por los augures, que se fijaban por ejemplo en el vuelo de las aves. La investigación de la voluntad divina inspeccionando las entrañas de animales la hacían los auríspices. En los días nefastos no se podían celebrare válidamente actos jurídicos.

Como ya dijimos, a partir de la Ley de las XII Tablas comienzan a diferenciarse paulatinamente el ius o derecho humano del fas o derecho divino.

Categorías: Derecho Romano