Derecho

Inicio Parte general Derechos naturales

Derechos naturales

Publicado por Hilda

Son aquellos que posee el hombre por el solo hecho de haber nacido, otorgados por el orden natural mismo, sin participación humana, y, por lo tanto, no pueden ser desconocidos por ninguna autoridad, que no tiene el derecho de arrogarse atribuciones de negar potestades impuestas por leyes eternas e inmutables, que como decían los romanos al definir el derecho natural, están impresas en el corazón de los hombres. No debemos buscarlas en ningún código escrito, pues están justamente más allá de ellos, y si las leyes humanas los plasman en su articulado, es porque deben hacerlo, en reconocimiento de esos derechos superiores, y no porque tengan la atribución de conferirlos o no.

Derechos naturales

Esto que parece sencillo, tardó en ser comprendido por los hombres, que durante la Edad Antigua, la Edad Media y la Edad Contemporánea, debieron soportar a los gobernantes absolutos con la facultad de reconocer o desconocer derechos de sus súbditos a su antojo. Fueron los pensadores iluministas del siglo XVIII, que sentaron estas ideas de la existencia de derechos naturales, para que las leyes humanas estuvieran obligadas a reconocerlos.

La Revolución Francesa de 1789, que luchó contra el absolutismo monárquico y la división de estamentos sociales, que reconocían privilegios a ciertos sectores, fue la encargada de dictar la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, que por primera vez enumeró para los varones y ciudadanos franceses, sus potestades irrenunciables. Esos derechos naturales fueron: la libertad, la seguridad, la propiedad, y la posibilidad de resistirse a los gobernantes despóticos.

La existencia de los derechos naturales, cuestionados por los positivistas, tienen una validez indubitable, pero muchas veces carecen de vigencia. Esto significa que si bien todos sabemos que por ejemplo el derecho a la vida es un derecho innato y que nadie puede quitárnoslo, por decisión humana, salvo por sentencia en virtud de hechos probados, en países que aceptan la pena de muerte (También cuestionada por algunos iusnaturalistas) ha sucedido y sucede en la historia de la humanidad violaciones notorias a esos derechos. La Segunda Guerra Mundial con el horror del holocausto, mostró que en pleno siglo XX, los derechos naturales no fueron reconocidos por las autoridades nazis, y las víctimas no tuvieron la posibilidad de defenderse, pues no existen tribunales de derecho natural, sino humanos, que en esos momentos estaban bajo las órdenes de dictadores etnocentristas. Sin embargo, el régimen nazi fue condenado a posteriori, en los juicios de Nürenberg, basándose los jueces en el derecho natural.

Es cierto que podemos criticar al derecho natural por su falta de precisión, ya que por estar en el alma y la conciencia de las personas, puede diferir de unos a otros. Por ejemplo, el derecho de propiedad, es cuestionado por los ideólogos socialistas, si pertenece o no a los derechos inviolables del ser humano como lo consagró la Declaración de 1789, o debe ceder ante superiores intereses de justicia social. Sin embargo, desconocerlos, sería poner en manos de los legisladores la potestad de decidir el destino de sus conciudadanos. Debemos luchar para que esos derechos además de ser reconocidos en la letra de la ley, sean garantizados por el estado en su goce por todos los miembros de la sociedad. ¿O acaso la familia de la foto no merece una vida digna?

Categorías: Parte general

Un comentario para “Derechos naturales”