Derecho

Inicio Derecho procesal Plazos procesales

Plazos procesales

Publicado por Hilda

El Derecho procesal incluye entre sus normas, períodos de tiempo en que deben cumplirse las diligencias procesales, para que las causas resulten impulsadas, y el juicio llegue sin dilaciones innecesarias a su resolución. El momento en que finaliza un plazo procesal recibe el nombre de término. Existen plazos legales, procesales, y judiciales que resultan prorrogables (por ejemplo la ampliación del período de prueba). El artículo 155 del Código Procesal Civil y Comercial de la nación argentina permite para ciertos actos procesales, su prórroga por acuerdo entre las partes.

Otros plazos se llaman plazos perentorios, y no pueden extenderse (este es el principio general, que incluye por ejemplo el plazo para contestar la demanda).

El tiempo en los plazos procesales comienza a contarse a partir del siguiente día hábil en que se haya recibido la citación o notificación, y si fuera para ambas partes, desde la última. (art. 156).

El citado artículo 155 establece que si para un acto no hubiera plazo fijado; será el Juez quien lo disponga, de acuerdo a la importancia de la diligencia y la naturaleza del caso.

Por acuerdo de partes, manifestada por escrito, también pueden los plazos ser abreviados. Por situaciones graves o de fuerza mayor pueden interrumpirse o suspenderse los plazos por parte de jueces y tribunales (art. 157). También se suspenden durante las ferias judiciales.

Cuando deban practicarse diligencias en el país pero fuera del lugar donde se asienta el juzgado o tribunal los plazos se amplían un día cada doscientos kilómetros o en fracción no menor de cien (art. 158).

Categorías: Derecho procesal