Derecho

Inicio Derecho Romano La Pretura

La Pretura

Publicado por Hilda

La Pretura fue una magistratura anual y electiva, creada en la República romana con funciones judiciales y a cargo de un solo magistrado. Data su creación del año 367 a. C. por obra de las leyes Sextias y Licinias. Hasta el año 337 a. C. solo podían ocupar ese cargo los patricios. A partir de esa fecha, se incorporaron los plebeyos, siendo el primero, Quintus Publilio Philo. Eran colegas menores de los cónsules, hasta que separadas las cuestiones militares de las judiciales, adquirió la pretura independencia, ocupándose de las causas judiciales civiles. Conducía el proceso judicial pero no dictaba sentencia, pues hasta la aparición del procedimiento extraordinario el proceso se dividía en dos instancias, una ante el magistrado y otra ante el juez.

La pretura

Los pretores eran elegidos por los comicios centuriados. Durante la primera guerra púnica (247 a. C) se creó un nuevo cargo de pretor, el pretor peregrino, para entender en asuntos en que litigara un extranjero; los otros se denominaban pretores urbanos. En el año 237 a. C. luego de la conquista de Cerdeña, fueron creados más cargos de pretores. Uno de ellos estaba en Roma, otro en Sicilia, otro en Cerdeña y otro en Córcega. Dos más fueron agregados en Hispania en el año 197 a. C. El número de pretores se fue elevando hasta llegar a ocho con Syla, y luego a más, presidiendo los tribunales que se crearon para ciertas cuestiones llamados quaestiones perpetuae. A fines de la República el cargo pasó de durar un año a dos, un año ejercía el cargo en la ciudad y el otro en provincias, como propretor.

La Ley Villa Annalis del año 180 a. C. estableció en 40 años la edad mínima para ejercer el cargo de pretor.

Cada pretor al comienzo de su gestión dictaba un Edicto Perpetuo, fuente del Derecho Pretoriano, y atenuador del rigorismo del ius civile.

Categorías: Derecho Romano