Derecho

Inicio Parte general Derecho a la educación

Derecho a la educación

Publicado por Hilda

El derecho a la educación es una facultad que debe concedérseles a las personas para progresar culturalmente en beneficio de sí mismas, pero también en pos de una sociedad mejor, donde las personas educadas hallarán mayor inserción laboral y podrán desarrollarse plenamente como miembros útiles de la comunidad.

Es uno de los medios necesarios para lograr la superación de la pobreza, y por ello para lograr la equidad social, los gobiernos deben garantizar a todos el acceso a una educación de calidad, pública y gratuita. Crear escuelas y poner maestros no significa educar, deben brindarse los medios necesarios y la capacitación adecuada para que el fin se logre: aprender contenidos, valores positivos, y fundamentalmente aprender a pensar sobre esos contenidos con espíritu crítico.

Derecho a la educación

UNICEF reclama este derecho a la educación, y fue el tema de atención del “Estado Mundial de la Infancia 2004”, puntualizando los beneficios de la educación de las niñas, que de lo contrario las somete a ser víctimas de violencia, enfermedades, abusos y explotación, tratando de lograr la paridad de géneros para 2005. Sin embargo los problemas de acceso a la educación no solo se limita a ellas, también lo sufren los varones, siendo muestras los países de América Latina y el Caribe donde los niños tienen mayor índice de ausentismo y repitencia. En países como Haití, Tanzania, Colombia, Madagascar, Mongolia, son los varones los que quedan marginados de la educación. Como vemos, al negarse el derecho a la educación también se niegan otros derechos, que sin éste no pueden obtenerse, fundamentalmente el acceso a un trabajo digno, y con ello la posibilidad de ganarse su sustento y el de su familia.

Educarse de ningún modo puede ser visto como un privilegio, sino como un derecho natural de todo ser humano y una obligación estatal de brindarla en condiciones adecuadas.

Varios tratados internacionales tratan el tema. La Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre (1948) en su artículo 12, proclama el derecho a la educación para toda persona, el que debe inspirarse en los principios de la libertad, solidaridad y moralidad, capacitando para una existencia digna, mejorando su nivel de vida y para utilidad social. Comprende la igualdad de oportunidades, de acuerdo a las aptitudes individuales, los méritos, y el deseo de aprovechamiento de los recursos brindados por el Estado y la comunidad. Al menos, la educación primaria debe ser gratuita.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948, en su artículo 26, se expresa de modo similar, otorgando también este derecho, a todo ser humano, debiendo ser gratuita, al menos la instrucción elemental; y además obligatoria. Prevé la instrucción técnica y profesional generalizada, y la igualdad al acceso a estudios superiores basada en los méritos de cada uno.

En la segunda parte del artículo 26 establece los objetivos de la educación; que son el desarrollo pleno del ser humano, el fortalecimiento del respeto a los derechos, y a las libertades fundamentales. Tenderá a fortalecer entre las naciones y los grupos religiosos y étnicos, la comprensión, la amistad y la tolerancia; y promoverá, con el fin de preservar la paz, el desarrollo de las actividades de las Naciones Unidas.

En la tercera parte, establece el derecho preferente de los padres de elegir qué tipo de educación recibirán sus hijos, para no monopolizar esta tarea en manos de Estado, con el fin de no adoctrinar.

También está reconocido este derecho en el Pacto Internacional de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales (arts. 13 y 14) donde además de declarar el derecho a la educación se impone brindar educación primaria gratuita y obligatoria; educación secundaria accesible y generalizada procurando que se transforme progresivamente en gratuita; una enseñanza superior accesible en base a la capacidad individual; la implementación de becas, y el mejoramiento del cuerpo docente en sus condiciones materiales.

Otro tratado que contemplan este derecho es la Convención Internacional de los Derechos del Niño (art. 28), y está previsto en las constituciones de la mayoría de los estados del mundo. En la Constitución de la Nación argentina está entre los derechos civiles del artículo 14.

En algunos países como la India, recién tras la marcha que movilizó a 50.000 personas, que recorrieron 20 estados, en el año 2001, se incorporó la educación en su Constitución como derecho fundamental.

La educación que debe brindar el Estado debe ser para todos, contando con suficientes establecimientos ubicados en todas las zonas donde existan poblaciones, con programas que puedan ser cumplidos y que se adapten a los cambios y exigencias sociales.

Si bien muchos gobiernos culpan a las crisis económicas de la poca inversión en educación esto sólo es una excusa, ya que se mal distribuyen los recursos, muchas veces en gastos inútiles o en provecho de pocos. La mayoría de los estados asignan más recursos a defensa que a educación.

En la provincia de Buenos Aires (Argentina) acaba de estrenarse para empezar a regir en 2010 un nuevo secundario que se supone será más inclusivo y de mayor calidad, desterrando la mala experiencia que “primarizó” la educación y que dividía al sistema en una educación general básica (EGB) una escuela secundaria básica (ESB) y un Polimodal de tres años. La actual, tendrá una primaria de seis años y una secundaria de seis años también.

Categorías: Parte general