Derecho

Inicio Derecho laboral Prestaciones complementarias

Prestaciones complementarias

Publicado por Hilda

Si bien prestaciones complementarias pueden darse en cualquier ámbito, cuando se agregan cosas, dinero o servicios a una prestación habitual (como por ejemplo prestaciones adicionales de un servicio médico o de turismo) nos referiremos en este caso a las prestaciones que complementan lo que gana el trabajador como producto de poner su capacidad de trabajo a disposición de su empleador.

Prestaciones complementarias

Se denominan prestaciones complementarias a aquellas remuneraciones que complementan el salario del trabajador como un plus, que se anexa a las remuneraciones principales. Son ejemplos de prestaciones complementarias los bonus o premios, incentivos o gratificaciones. Pueden pagarse en forma mensual, trimestral, semestral o anual.

El artículo 105 de la Ley de Contrato de Trabajo de la República Argentina, aclara que integran la remuneración del trabajador, pudiendo ser abonados en dinero o en especie.

Las ejemplifica por exclusión, ya que establece que todo pago accesorio será prestación complementaria del salario, salvo los siguientes casos, que no se consideran como remuneraciones:

a) Los retiros que se abonen a los socios gerentes de sociedades de responsabilidad limitada, a cuenta de las utilidades del ejercicio. Estas utilidades deben estar contabilizadas debidamente en el balance;

b) Los reintegros de gastos por el uso de automóviles, ya sea del empleado o de la empresa que se efectúen sin los correspondientes comprobantes;

c) Los viáticos comprobados de viajantes de comercio y los reintegros de automóvil de acuerdo a lo establecido por la AFIP;

d) El comodato de casa-habitación, que sea de propiedad del empleador, cuando existan dificultades habitacionales graves, situada en zonas cercanas al lugar de trabajo.

Categorías: Derecho laboral