Derecho

Inicio Derecho Romano Abandono noxal

Abandono noxal

Publicado por Hilda

El abandono noxal, consistió en el Derecho Romano en la facultad que poseía el pater familias de elegir entre responder por los daños ocasionados por alguno de sus filius, o el dominus por algún esclavo, o darlos en noxa a la víctima del delito, por ejemplo si hubieran cometido un furtum (de acuerdo a la ley de las XII Tablas) o por un daño injustamente causado (por la Ley Aquilia) o por una iniuria (por el Edicto del Pretor).

Abandono noxal

Se trataba de una obligación facultativa donde la obligación principal era la de hacer el abandono noxal, teniendo la opción o posibilidad el pater o dominus, de resarcir el daño, por lo cual si moría el filius o el esclavo (obligación principal) por caso fortuito o fuerza mayor el pater quedaba liberado, pues el resarcimiento era accesorio.

Se sostiene que es un antecedente de nuestra actual extradición, que impedía las guerras entre familias.

La víctima del delito tenía para ello una acción, denominada noxal cuya sentencia condenaba a un resarcimiento patrimonial o al abandono noxal.

Noxa es la denominación que recibía el cuerpo que provocó el daño, y el delito cometido era denominado noxia.

El individuo entregado en noxa, luego de hacer las formalidades de la mancipato, si era un esclavo continuaba en esa situación, pero si era hombre libre quedaba en una situación de cuasi esclavitud, bajo mancipium, donde no se perdía ni la libertad ni la ciudadanía pero quedaba bajo el poder de esa persona que lo adquiró y todos los bienes adquiriera, pasaban a su patrimonio. Gayo nos dice que una vez que el filius hiciera ganar con su trabajo el monto de la indemnización que estaba obligado a reparar entonces quien lo adquirió en noxa debía manumitirlo.

Al igual que la esclavitud esta situación podía cesar por vindicta, censo o testamento. El abandono noxal de los filius, que ya no era común en el Bajo Imperio, desaparece en épocas del emperador Justiniano. Con este emperador los esclavos que hicieran ganar el monto indemnizatorio a su nuevo amo, podían exigirle la manumisión, con lo cual era una situación ventajosa, pues otros esclavos no dados en noxa, no tenían esa posibilidad.

Categorías: Derecho Romano